AURA, HALO, AUREOLA O NIMBO, SE CONOCÍA DESDE LA ANTIGÜEDAD.

A que vine

Por: Silvia Eugenia Ruiz Bachiller, ver condiciones de (c) al final.

EL AURA O AUREOLA EN LA MÁS REMOTA ANTIGÜEDAD

Desde la más antigüedad, el hombre se ha preguntado qué era esa perceptible luminiscencia corpórea que podía ser observada en determinados personajes que podían ser considerados de procedencia divina, venidos del cielo, a los que llamaban “los brillantes” o “los resplandecientes” y eso ha quedado grabado en piedra desde la prehistoria.

Imágenes de extraterrestres con cascos o halos Imágenes de extraterrestres con cascos o halos

Esta característica se mantuvo a través  del paso del tiempo, y en todas las culturas conocidas, podemos observar cómo dicha luminiscencia se sigue representando en muchos grabados y pinturas, donde a determinados personajes de tipo religioso y espiritual, como Moisés, Jesucristo, Buda, Mahoma, dioses de las religiones orientales y otros  son representados con un resplandeciente halo de luz, que les rodea la cabeza o dentro de un nicho de luz, llamado aureola.

View original post 1,551 more words

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.